viernes, 10 de abril de 2015

Shailene Woodley: "Llevo una vida simple porque satisface mi alma"

La estrella de la serie 'Insurgente' basa su felicidad en los pequeños placeres de la vida | "Es muy fácil dejarse llevar por el romance y no ver lo complicada que es la vida"

Desde que fue elegida para protagonizar la franquicia basada en los libros de Veronica Roth, no han faltado las comparaciones con Jennifer Lawrence, porque aunque Shailene Woodley sólo haya obtenido hasta ahora una nominación al Globo de Oro por Los descendientes, se hizo famosa gracias a la serie Vida secreta de una adolescente y es también una de las más talentosas de su generación. En persona, se la ve mucho más relajada que como protagonista de Los juegos del hambre. Estrella en cartelera con Insurgente, secuela de Divergente, ahora rueda Snowden para Oliver Stone.

¿De qué manera le ha cambiado la vida Divergente?
En nada. Estoy más ocupada, eso es todo, pero he tenido mucha suerte de que mi vida no se haya convertido en una locura. Vamos, me encanta lo que me está pasando. Pero, aunque tengo poco tiempo libre, no he cambiado mi forma de vida ni mis amigos. Todavía llevo la vida de un vagabundo, de cuarto de hotel en cuarto de hotel, aunque, a decir verdad, creo que ya es hora de tener mi propia casa.


¿No se ha dado ningún capricho acorde con su nueva fortuna?
No. Llevo una vida muy simple porque es la que satisface mi alma. Son las pequeñas cosas en la vida las que me hacen feliz. Comprarme un coche muy caro no es algo que me haga sentir exitosa. En este momento de mi vida, en que tengo tanto trabajo, poder dedicar dos horas a un almuerzo con mi mejor amiga es todo un triunfo, algo que vale la pena celebrar. Poder irme a mi casa y quedarme con mi familia durante tres días, poder tomarme un largo baño, esas son las cosas que más disfruto. Y eso me hace disfrutar también de experiencias como las de rodar estas películas, en lugar de estresarme y sentirme agobiada.

¿Cómo lidia con la responsabilidad de saber que esta franquicia depende de su nombre?
Me lo tomo con mucha tranquilidad, porque solemos olvidarnos de que después de todo se trata de arte. Obviamente está todo el tema de lo que cuesta hacer cada una de estas películas y cuánto tienen que recaudar, pero para mí todo pasa por hacer arte. Estamos creando algo verdaderamente asombroso que va a permanecer para siempre. Es como una pintura de Van Gogh o una gran canción. Pero lo más interesante de hacer películas es que no las puedes hacer sola. Es un proceso artístico colaborativo en el que debe participar muchísima gente. Gracias a Dios alguien está confiando en mi nombre para poner el dinero que hace falta para hacer esta maravillosa obra que va a servir de inspiración a tantos jóvenes. No siento ninguna presión, porque tengo una gran admiración por el proceso cinematográfico.

¿Diría que en Insurgente hay un mensaje para la juventud o es sólo entretenimiento?
Es entretenimiento, pero obviamente estas películas tienen un mensaje muy claro. Son un versión extendida de nuestra realidad, y hay muchos temas en ellas que reflejan las experiencias de nuestra sociedad. Eso fue lo que me atrajo del proyecto. Sin considerar los elementos políticos , la relación entre Tris y Four es muy especial, y me parece que es muy importante que la gente joven vea algo así. Es que hoy en día hay tantas películas en las que un hombre y una mujer se enamoran simplemente porque se gustan físicamente, que es muy fácil dejarse llevar por el romance y no ver lo complicada que puede ser la vida. Ninguna relación es perfecta. Y algo que me gusta de la relación entre los dos personajes es que fueron compañeros antes de ser pareja. Eso hace que se respeten y se cuiden mutuamente. Ninguno de los dos impide que el otro brille. Y esa es la mejor manera de describir una relación amorosa. En ese sentido, me parece maravilloso poder transmitirle esa imagen a los jóvenes.

¿Cómo logra no perder la cabeza con tanta atención?
Creo que todo radica en el equipo de gente que me apoya, siempre, de quienes generalmente no hablo pero que son los que me conocen. Eso lo hace todo más fácil. Tengo la suerte de haber trabajado con el mismo agente y el mismo mánager desde hace más de 10 años. Conocen a la niña y a la adolescente que fui. Y ahora saben quién es la mujer que soy hoy. Resulta difícil cuando te preguntan todo el tiempo sobre ti. Los seres humanos somos narcisistas por naturaleza. Cuando te toca hablar de ti durante horas, en conversaciones en las que a veces te elogian y a veces te atacan, si uno no tiene un buen centro es muy fácil perderse y decir algo inapropiado.

Via

No hay comentarios:

Publicar un comentario